Vinilo textil, la personalización al alcance de todos

En alguna ocasión paseando por la calle hemos visto alguna prenda de vestir de otra persona que nos ha llamado la atención y hemos pensado ¿Dónde se lo habrá comprado? Otras veces hemos visto diseños novedosos o graffitis, fotografías y dibujos que nos hubiese gustado plasmar en alguna prenda de vestir y desconocíamos como hacerlo. Actualmente con el vinilo textil tenemos la posibilidad de personalizar nuestras prendas de vestir con infinidad de posibilidades. Antes de abordar esta cuestión debemos conocer las diferentes formas de impresión textil que existen en la actualidad.

 

Vinilo textil

El vinilo textil puede ser de dos tipos, de corte o de impresión.

Vinilo textil de corte

Son aquellos que generalmente se corresponden con una porción de vinilo (vendido por metraje) de un solo color sobre el cual la persona dibuja, crea o diseña lo que quiera plasmar en la prenda textil. Posteriormente se recorta el diseño de la forma que mejor se adapte a a tus necesidades para posteriormente colocarlo y fijarlo mediante la aplicación de calor.

Ejemplo de vinilo textil
Aplicación de un vinilo textil en casa

Vinilo textil de impresión

Los vinilos de impresión son aquellos en los que se puede imprimir directamente un dibujo o fotografía sobre el vinilo textil para posteriormente adherirlo al  tejido textil de la misma manera que en el vinilo de corte, es decir, aplicando calor.

Impresión directa

Este modelo de impresión es más moderno y sofisticado que los casos anteriores de vinilo textil, basada en la tecnología de inyección de tinta, el dibujo, imagen… se imprime directamente sobre la prenda sin tener que pasar por ningún paso previo.

Una vez conocemos ambas posibilidades ¿qué técnica es mejor en la personalización de nuestras prendas de vestir?

La impresión directa ofrece unos acabados excelentes, siendo mucho mas agradables al tacto y a la vista que los que ofrece el vinilo textil. Sin embargo, si queremos imprimir alguna imagen de alta resolución deberemos asumir que el coste será más elevado que haciéndolo mediante la otra técnica. Por lo tanto, los vinilos se presentan como la mejor opción para hacer un pedido numeroso. Por el contrario si lo que prima es la exclusividad y la calidad, será mejor opción elegir la impresión directa.

Estas dos técnicas nos permiten de manera muy sencilla poder diseñar nuestro propio vestuario, así que no pongáis límites a vuestra imaginación!